Ocurre con la mayor naturalidad que desconocidos que comparten estancia acaben cambiando impresiones sobre diferentes temas, creándose reuniones de lo más dispar y por ello más interesantes.